Cruceros fluviales por el Danubio y tres paradas obligadas

cruceros fluviales

El gran valor turístico de las aguas Danubio es renombrado: irse de crucero por el Danubio no equivale solo a un crucero por un río sino por la carótida de Europa, la vena central de su historia. Con los cruceros fluviales de www.micrucerofluvial.com podrás visitar lugares tales como Viena, Budapest, Bratislava y muchos más.

 

Viena

Viena Capital de Austria y primera parada de nuestro crucero fluvial se trata de la segunda ciudad más poblada de Europa Central, sólo la supera Berlín. Es conocida por su gran historia, ya que es una de las capitales más antiguas de  Europa.

En el siglo XIX fue conocida como la capital de la música y en el siglo posterior fue meca de filosofía y de debate político.

En cuanto a monumentos que podrás ver en esta maravillosa ciudad tenemos El palacio Hofburg, lugar de residencia de la familia Habsburgo por un periodo de unos 600 años, podrás visitar el museo de Sissi y recrear la vida de la emperatriz.

Otro lugar recomendable en tu visita a Viena es la Catedral de San Esteban, la ópera de Viena o la Biblioteca Nacional Austriaca.

 

Budapest

¿Sabías que Budapest se llama así por los  dos lados en los que se divide? La zona de Buda y la zona de Pest, las dos ciudades se unieron dando paso a  la actual Budapest.

Si nuestro crucero por el Danubio Budapest hace una parada en las orillas podremos contemplar los diferentes puentes que se alzan majestuosos desde el Puente de la libertad, el de Elizabeth o el puente de las Cadenas.

El parlamento es otro de los monumentos emblemáticos que tenemos la obligación de ver en Budapest. es una gigantesca construcción que aparte de enorme brilla por la simetría que desprende y lo bonito de sus paredes.

Por último podremos ir a visitarlas Colinas del Buda, cruzando el Puente de la Libertad. Podemos visitar la Ciudadela en el largo camino hacia la cima. Una vez conquistadas las alturas podremos disfrutar de la fortaleza o entrar en un búnker de la segunda Guerra Mundial.

 

Bratislava

Como tercera parada imprescindible te recomendamos una visita a la capital de Checoslovaquia. Rodeada de la pequeña región montañosa de los Cárpatos, esta ciudad se encuentra rodeada de viñedos, es perfecta  para hacer senderismo.

Su casco antiguo sólo para peatones está lleno de bares y cafeterías donde poder tomarte algo y disfrutar de la calma de todas las paradas de tu crucero fluvial.

Si subimos a lo alto de la colina encontraremos un castillo antiguo totalmente reconstruido para disfrutar de las vistas de la ciudad y del Danubio.

¿A qué espera? Echa un vistazo a los varios cruceros fluviales y reserva ya tu viaje.