La Carta del Diablo: ¿qué debes saber?

Seguro debes pensar que si te sale la Carta del Diablo durante una lectura del Tarot es algo negativo y motivo de preocupación, pero aquí te mostremos que en realidad esto no es del todo correcto.

Es cierto que la Carta del Diablo es algo compleja y complicada de leer dependiendo del contexto.

A continuación, te mostremos como esta no es del todo siempre una mala señal, por eso siempre es bueno consultar cómo Alicia Collado relata en su web como estar alerta ante una estafa. Así que anímate y aprende todo lo que puede traer para ti esta carta.

Su representación

La Carta del Diablo es una de las más importantes e imponentes del Tarot, ya que es uno de los 22 arcanos mayores, siendo esta la número 15 (el mazo está compuesto de 78 cartas).

La mano derecha del Diablo está alzada y extendida, opuesto a la bendición del Sacerdote.

En la mano izquierda, este ser sostiene hacia abajo una antorcha, dirigida hacia la Tierra, con la intención de destruirla y quemarla.

Quizá los más curioso y tenebroso es la pareja desnuda que tiene atrapados, un hombre y una mujer, en representación de Adán y Eva tras ser expulsados del paraíso.

Otros equiparan a esta pareja con los Amantes, que salen en la sexta carta de los arcanos mayores.

De cualquier manera, si te sale la Carta del Diablo, debes saber que la misma no representa maldad, magia negra o algo infernal.

Su significado

Esta suele significar lo negativo de nuestras vidas como aquellas situaciones, personas o condiciones que nos estacan e impiden sanar y continuar adelante.

Es decir, el sentido de las cosas que nos detienen y obstaculizan e impiden actuar libremente.

También significa esa recriminación sobre las cosas negativas o tragedias que nos pasan a nuestra falta de éxito y determinación.

La Carta del Diablo revela que puedes estar pasando por una situación de sometimiento que crees imposible de modificar.

El Diablo seria nuestro interior oscuro y miedos profundos, sobre todo, el comportamiento destructivo y dañino que tenemos para nosotros mismos.

En consecuencia, esta carta también nos invita a confrontar a nuestra propia negatividad para empezar a ver nuestro horizonte con mayor positividad.

En resumen, la Carta del Diablo no es algo para hacerse ideas extrañas ni asustarse, sino una reflexión para amarnos y aceptarnos a nosotros mismos para salir adelante librándonos de nuestras propias ataduras, así como de las impuestas externamente por otros.