Los casos más comunes de negligencias médicas de un despacho de abogados

abogados negligencias medicas

Los despachos de los abogados negligencias medicas tienen casos cada día. Si es cierto que a nivel mediático se ven los casos más llamativos, pero este tipo de errores se cometen a diario. Un despacho de abogados de renombre y muy competente es Atlas Abogados.

Ya sea a nivel privado como público podemos tener fallos, tanto por error humano como a veces errores de la maquinaria. El colapso de la sanidad pública hace que los médicos tengan que atender un mayor nivel de pacientes en un menor espacio de tiempo.

La sobresaturación de las urgencias, el cansancio personal, el cambio de horarios, las horas extra o factores personales externos son las causas que pueden llevar a que un médico perfectamente preparado pueda cometer un despiste.

En ámbitos laborales como la sanidad, la psicología o en trabajos como los de los bomberos o la policía cometer un error puede conllevar a la pérdida de una vida o a graves consecuencias.

Son pocos los casos que trascienden de médicos que hayan realizado mala praxis por falta de competencia o por estafas (como suele suceder en los casos de la cirugía estética). Entre las denuncias de negligencias medicas que tienen que atender los abogados están las siguientes:

  • Denuncias por un error o retraso en el diagnóstico de enfermedades como ictus, cáncer, apendicitis, infarto agudo de miocardio puede conllevar a la pérdida de oportunidad terapéutica.
  • Errores en la intervención quirúrgica en los cuales se de un defecto de forma, una ausencia de indicación quirúrgica o un retraso en el diagnóstico.
  • Infecciones que se den dentro del ámbito hospitalario. Estas se suelen dar cuando el hospital no ha cumplido las medidas de prevención protocolarias de las Guías Clínicas como por ejemplo la de la OMS.

Dentro de las infecciones podremos encontrar el olvido de material quirúrgico durante la intervención. Olvidar una gasa, una guía o un catéter dentro del cuerpo del paciente puede ocasionarle infecciones o molestias hasta tal punto de provocar una posible muerte.

Aparte del daño moral, ya que saber que tenemos un cuerpo ajeno dentro puede ocasionarnos angustia e inquietud hasta que lo extirpen, incluso ansiedad constante a que pueda producirse una consecuencia fatal y desconfianza para el resto de intervenciones, hay que tener en cuenta el contagio de pacientes o personal sanitario a través de material quirúrgico no esterilizado correctamente de infecciones de hepatitis.

Las estadísticas son claras: cada día se producen errores como esos, tanto en España como en el resto del mundo. En todos estos casos y más, el paciente y su familia pueden reclamar gracias a los abogados negligencias medicas.