Como puedes cuidar los frenos de tu coche

En un vehículo los frenos son siempre algo fundamental que debes tener en cuenta porque te brindarán una gran seguridad en las vías. Si necesitas cualquier tipo de repuesto para tu vehículo, lo podrás encontrar en piezasdesegundamano, porque es el mejor desguace online y que te dará los precios más bajos.

Sin embargo, mientras que vas conduciendo tu vehículo puedes cuidar tus frenos para evitar un desgaste innecesario de los mismos. Por este motivo, hoy te preparé este post para que puedas comenzar a aplicar algunos consejos que te permitirán conseguir un gran rendimiento.

Consejos para cuidar tus neumáticos

Si deseas cuidar tus frenos de una forma óptima debes fijarte en los siguientes puntos básicos para que consigas un rendimiento óptimo:

Evita sobrecalentar los frenos

Los sobrecalentamientos de los frenos pueden ser bastante comunes en especial si conduces por vías que tienen muchas bajadas. Por este motivo, lo mejor será que aprendas a utilizar el frenado con el motor para evitar cualquier tipo de sobrecalentamiento.

Cuando los frenos se sobrecalientan se irá produciendo un problema de cristalización en la goma, lo que hace que tengas inconvenientes. Si los frenos están demasiado cristalizados podrías causar daños a los discos de freno y e cambio será mucho más costoso.

No desgastes demasiado las pastillas

La mayoría de talleres mecánicos te recomendarán hacer el cambio de las pastillas de freno cuando estas tienen un 30% de goma. Sin embargo, muchos conductores prefieren apurarlas un poco para intentar ahorrar dinero en el cambio de las pastillas de freno.

En estos casos, debes tener en cuenta que no debes tener menos de 3mm de goma de frenado para que puedas evitar cualquier tipo de desgaste innecesario. Si se desgastan demasiado las pastillas podrías arruinar todo el sistema de frenado y tendrías que pagar hasta 600 euros extra por la reparación.

Realiza los mantenimientos

Es indispensable tener en cuenta que los frenos requieren de unos mantenimientos que serán básicos para que puedas conseguir un gran rendimiento. En todo caso, se aconseja hacer el mantenimiento de los frenos por lo menos una vez cada 20.000 kilómetros.

De esta forma te asegurarás de tener un buen nivel de líquido de frenos para evitar que te quedes sin frenos. También es importante asegurarte de que, si la distancia de frenado es muy larga, debes asegurarte de evitar accidentes mientras que vas conduciendo. Recuerda que esto será vital para que consigas un gran rendimiento.